Jackpot

Se puede definir a los juegos de casino como aquellos juegos de habilidad y de azar que son ofrecidos tanto en los casinos convencionales como en los casinos online, donde los jugadores tienen la oportunidad de entretenerse y hacer sus apuestas a la espera de un resultado, habiendo una gran diversidad de ellos de donde escoger.

Si bien se piensa que todos los juegos de casino dependen del azar, existen muchos en el que es importante tener una gran habilidad para poder ganar. Es el caso de juegos de mesa como el blackjack y el póker los cuales involucran habilidad, caso contrario a las máquinas tragaperras las cuales dependen totalmente del azar.

Una de las cosas que hacen especialmente atractivos a los juegos de casino es el hecho de que la mayoría de estos juegos son muy sencillos. La mayoría de los juegos de casino sólo toman unos minutos el poder aprender la mecánica del juego, dado los fáciles que son de jugar y aún si fueran un poco más complicados no serían difíciles de aprender.

Entonces se puede deducir que ganar en los juegos de casino puede reducirse a 3 factores en particular: la suerte, la habilidad y la estrategia. Para algunos jugadores la suerte es probablemente la más importante, mientras que para otros será la habilidad, todo dependerá de a quién sea el que hable sobre el juego.

BONO DEL 100% HASTA 200€
JUEGA AHORA
BONO 100% HASTA 300€ + 30 TIRADAS GRATIS
JUEGA AHORA
20€ GRATIS + BONO 200% HASTA 200€
JUEGA AHORA
BONO DE 88€ GRATIS
JUEGA AHORA

CÓMO JUGAR A LOS JUEGOS DE CASINO

En términos generales se pueden clasificar a los juegos de casinos en tres grandes categorías: juegos de mesa, juegos de lotería y máquinas tragaperras, pudiendo clasificarse éstos de varias otras formas:

  • Juegos de mesa: Estos incluyen todos los juegos de cartas, como el blackjack, el baccarat y el póker. A veces también incluye juegos como los dados y el juego de la ruleta.
  • Juegos de Lotería: Esto incluye cualquier cosa que no se ajuste a las categorías anteriores, como rasca y gana, juegos de lotería y bingo. También puede incluir ruleta o dados.
  • Máquinas tragaperras: Son los únicos juegos de casino donde las probabilidades no son cuantificables. En otras palabras, el jugador no sabe cómo se diseñó el juego, por lo que es difícil ver un juego real para usarlo como ejemplo. Esto incluye todas las variaciones de este tipo de juegos, como 3D o progresivas.

Los juegos de casino online gozan de una gran aceptación a nivel mundial, dado que las personas pueden apostar y ganar dinero desde la comodidad de su hogar, utilizando sus computadoras de escritorio, portátiles, así como dispositivos móviles.

Para jugar en ellos, sólo es necesario ser mayor de edad y registrar una cuenta en el casino de su preferencia, para lo cual sólo deberás encender tu PC, dispositivo Android o iOS y comenzar a jugar ya sea en las máquinas tragaperras, ruleta, Blackjack y vídeo póker o cualquier otro que pueda conseguir en el casino.

Dependiendo del tipo de experiencia que desees tener, encontrarás que algunos juegos son mejores para jugar que otros. Si lo que buscas es ganar y poseemos algo de habilidad, debes escoger aquellos juegos que requieran de ese cierto grado de habilidad y que no sea tan fácil perder presupuesto de juego.

Estos juegos que requieren de algo de habilidad al jugar, ofrecen algo menos de ventaja a la casa y son recomendados para jugadores que realmente saben jugar. Estos juegos son:

  • Blackjack: Existen varias variaciones de este juego, y para tener éxito en alguna de esas variaciones de blackjack se requiere cierta práctica y habilidad para el jugador.
  • Póker: Es un juego que requiere de bastante habilidad, estrategia y algo de psicología para obtener buenos resultados en este juego
  • Vídeo Póker: Se juegan en una máquina similar a la de las máquinas tragaperras. Hay muchas variaciones de los juegos de vídeo póker
  • Baccarat: Al igual que los anteriores es un juego que requiere de cierta habilidad para lograr tener buenos resultados.

Y dentro de los juegos de casino también se encuentran aquellos que buscamos por entretenimiento,  diversión  y ganar algo de dinero, siendo juegos fáciles de aprender, que vienen cargados con un nivel de ansiedad y tensión menores a los juegos de habilidad, entre los que podemos nombrar:

  • Juegos de ruleta: Es el más fácil de los juegos de mesa, sólo se debe apostar por la casilla a donde se cree que caerá la bolita blanca.
  • Máquinas tragaperras: La idea es colocar las apuestas y hacer girar los rodillos. Las ganancias se determinarán en función de la línea de pago y muchas de ellas incluyen características especiales como bonos, comodines, scatter y giros libres que pueden multiplicar las ganancias a lo largo del juego

REGLAS Y RECOMENDACIONES PARA JUGAR A LOS JUEGOS DE CASINO

Cada casino cuenta con sus propias reglas al jugar en cada uno de los diferentes juegos, aunque estos conservan sus reglas básicas de funcionamiento, por lo que es importante el familiarizarse con cada una de ellas antes de comenzar a jugar cualquier juego.

Asegúrese de que conoce los requisitos de apuesta de una determinada máquina tragaperras o juego de mesa antes de sentarse a jugar. En las tragaperras o en el vídeo póquer, las especificaciones se encuentran a los lados de la máquina o se pueden mostrar en una pantalla de vídeo.

En los juegos de mesa, cada mesa tiene un signo rectangular que detalla las apuestas mínimas y máximas. Por lo general, los signos tienen un código de color que corresponde al color de las fichas del casino, algunos casinos tienen signos del mismo color o utilizan códigos de colores diferentes.

Cualquier juego que usted elija dentro de un casino puede ser adictivo, por lo que debe tomar precauciones y saber cuándo es el momento de dejar de jugar y nunca debe perseguir sus pérdidas, con la esperanza de que en cualquier momento pueda volver a tener suerte y recuperar el dinero perdido. Ese es el peor error de un jugador.

El jugador debe en todo momento evitar sentirse ganador, que una racha de ganancias o de buena suerte nuble su juicio, porque es ahí cuando el jugador comienza a pensar que tal vez debería apostar porque le ha ido bien, pero esa es una mala idea  y lo sensato es retirarse del juego mientras se esté ganando.